La práctica terapéutica de la reflexología Podal, es por sí sola bastante eficaz en patologías poco graves o en tratamientos sintomáticos.

La técnica tradicional consiste en masajear los puntos patológicos (dolorosos a la palpación). 

Añadiendo puntos de acupuntura, moxibustión o estimulación eléctrica, es posible hacer que sus resultados sean notables.

Publicado: 7 de Marzo de 2017 a las 15:55